Experiencias transformadoras para el ser
Experiencias transformadoras para el ser

YO ESTOY BIEN, TÚ ESTÁS BIEN SI…

De pequeños no tenemos conciencia de individualidad; tenemos identidad con la madre y con el medio familiar; conocemos la diferencia entre estar y sentirse bien o mal, según lo manifieste nuestro par familiar. La incompetencia del infante, en términos de supervivencia; es total y por ello no puede resistir ninguna condición o presión de su ambiente, porque si opusiera resistencia, comprometería esa sobre vida. Solamente tiene una mente reactiva igualadora; mente inconsciente (ver cómo funciona su mente).

El infante toma las condiciones y expectativas del ambiente, como requisito necesario a su bienestar y puede hacerlo de un modo intenso y total y las articula al automatismo de bienestar existencial. Crea un comportamiento automático irrelevante. Ejemplo: Si el bebé es dejado solo al llorar y es alzado en brazos cuando no lo hace, decide: YO ESTOY BIEN Y TÚ ESTÁS BIEN SI… NO LLORO, si no manifiesto tristeza; por el contrario, si la madre llora con frecuencia, sobre todo al alimentarlo, el bebé asume un YO ESTOY BIEN / TÚ ESTÁS BIEN SI… LLORAS. (Más adelante aprendo “cómo te hago llorar”).

Esta decisión será automatizada, inconsciente y, seguirá así en el guión.

Toda conducta acariciada se graba también y se articula al YO bien (+) / TÚ bien (+) SI…

Leave a Reply

14 − tres =